Su navegador no acepta javascript
 
13 de diciembre de 2018

Bienvenidos a Játar

Imagen de Bienvenida

El núcleo de población se enmarca en la falda de la Sierra de Játar. Sus calles de inspiración musulmana, sinuosas, blancas y estrechas conforman una perfecta conjunción de belleza, armonía y sosiego. Su enclave en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama convierte a Játar en un lugar de exuberante naturaleza, rodeado de montañas, almendros, olivos y espectaculares vistas a Sierra Nevada.

Parece tener su origen en el asentamiento de Sirio de el año 740, con posibilidades de que hunda sus raíces en la antigüedad romana, su existencia se constata en la Edad Media, pasando de su esencia musulmana a morisca y finalmente cristiana. En la actualidad se caracteriza por su multiculturalidad.

Existen buenas razones para visitar nuestro pueblo como:

- Contemplar y disfrutar de la naturaleza recorriendo diversos senderos: La Maroma, Puerto de Competa-Cerro Cenacho o el recientemente inaugurado Sendero Micológico. 

- Se puede visitar la Iglesia estilo mudéjar del S. XVI, el Mirador de las Peñuelas donde se enclavan las piezas de una antigua almazara hidráulica o la Exposición Permanente la Setas Liofilizadas.

- Deleitarse en sus nacimientos surgentes de agua como el Nacimiento Menudo, La Cueva, La Agüilla Rincón, la Fuente de Doña Ana y el Nacimiento Gordo donde se ubica el área recreativa. Pues si hay algo que esta presente de forma constante en esta localidad es el agua, que representa del 50% del escudo heráldico e impregna con su murmullo la atmósfera de sus paisajes.

- Disfrutar de su gastronomía con el choto al ajillo y de sus fiestas populares celebradas la segunda semana del mes de agosto, siendo una parte muy importante los visitantes que acuden a ellas, pues si algo caracteriza a los jatareños y jatareñas es la hospitalidad.