Su navegador no acepta javascript
 
26 de octubre de 2021

Lugares destacados

Plaza de Cataluña

Imagen Plaza de Cataluña


Ver mapa más grande

En la Navidad del 25 de diciembre de 1884 entorno a las nueve de la noche un gran terremoto de 10 segundos de duración y magnitud 6,5 en la escala de Richter, sorprendió a las provincias de Granada y Málaga. Los resultados del terremoto fueron devastadores, produjo 800 víctimas mortales, 1.500 heridos, 4.400 casas destruidas y daños en otras 13.000. Aunque la población de Játar no fue de las más afectadas, el 70% de las casas fueron destruidas, hubo dos muertos y 46 heridos. No fue hasta el 29 de diciembre cuando se tienen las primeras noticias del terremoto y es en este momento cuando es publicado en el periódico ¿El Defensor de Granada?, haciendo un llamamiento a la ayuda Nacional. Debido a la falta de información, en Madrid fue tratada como una ¿Exageración Andaluza?, lo que provocó el retraso de las ayudas. Finalmente, las ayudas llegaron a Játar gracias a la Prensa Asociada de Barcelona. Por lo que en su honor, el barrio reconstruido pasó a denominarse barrio de Cataluña, a cuyas calles se les dio el nombre de capitales de provincia catalanas (Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona), así como la plaza del Ayuntamiento, que desde entonces se llama plaza Cataluña.

 

Museo Micológico

Imagen Museo Micológico


Ver mapa más grande

El museo fue creado en el 2011 y expone cerca de medio millar de setas liofilizadas autóctonas del parque natural de las sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. La exposición se completa con maquetas que recrean el hábitat rural del Parque Natural. Las especies expuestas han sido cedidas por Antonio Trescastro Mediavilla, propietario de la patente del proceso de liofilización de setas. En ésta podemos encontrar, perfectamente conservadas, setas tan famosas como la amanita caesarea, tan mortales como la amanita phaloides, tan bonitas como las macrolepiotas y tan exquisitas como el boletus edulis. El proceso de liofilización consiste en que una liofilizadora, que es una máquina que trabaja a muy bajas temperaturas, a unos -50ºC, congela las setas, les provoca un alto vacío y mientras las setas están congeladas se les va extrayendo el agua, manteniendo su estructura y color.

 

Ermita de la Virgen de Gracia

Imagen Ermita de la Virgen de Gracia


Ver mapa más grande

La Ermita de la Virgen de Gracia data del siglo XX. En un primer momento, antes de su construcción el cuadro de la Virgen de Gracia, imagen devocional, se veneraba en una habitación situada en la misma calle donde hoy se encuentra la actual Ermita. Dicha habitación hacía de cárcel y uno de los presos, queriendo escapar prendió fuego a la puerta. Tras este hecho y queriendo preservar la imagen de la Virgen, los vecinos alentados por del párroco decidieron construir un lugar Santo donde poder guardar y venerar a la Virgen. La construcción de la misma tuvo lugar estando de párroco Don Claudio, sacerdote muy querido y recordado por todos. En el año 45 y siguientes con participación de todo el pueblo se edificó la Ermita, en lo que hasta entonces fue una era, donde se sacaba el grano durante los meses de verano y que la dueña donó a Don Claudio para ello. Cada familia colaboró en la medida de sus posibilidades, aportando dinero, trayendo piedra, arena, cal...trasportando todo el material en sus bestias, hasta las tejas fueron donadas, ya que una familia del pueblo se dedicaba a la fabricación de las mismas. Todos los habitantes del pueblo participaron con mucho entusiasmo en la construcción de la Ermita y animados siempre por Don Claudio que también ayudaba a tal fin. Para hacer constar todas las personas que ayudaron y donaron materiales para su construcción, se recogió en un documento el nombre y apellidos de todos los que colaboraron, se introdujo en una botella y ésta se guardó dentro de la obra de la Ermita. La edificación contaba con una sala, donde se ubicaba el cuadro de la Virgen de Gracia (de autor desconocido) y un porche para poder acceder a la misma. Toda la entrada estaba formada por un jardín en el que había toda clase de flores y que los propios vecinos se encargaban de que luciera bonito y estuviera bien cuidado. Así lo cuentan las personas mas mayores de Játar, recordando ese momento y a Don Claudio siempre con emoción y cariño. Una vez finalizada la construcción, se celebró una gran fiesta. Se hizo una procesión por todas las calles del pueblo, venerando a la Virgen de Gracia, la cual celebra su fiesta el 8 de septiembre. Años más tarde, debido a las humedades que afectaban al edificio y para preservarlo, se hizo una modificación y se redujo el jardín.

 

Iglesia Parroquial de Nuestro Padre Jesús Nazareno

Imagen Iglesia Parroquial de Nuestro Padre Jesús Nazareno


Ver mapa más grande

Gracias al Catastro del Marqués de la Ensenada se conoce que antiguamente el pueblo de Játar estaba formado por 77 casas, las cuales se organizaban entorno a la Iglesia. La cual era considerada el edificio principal y construida en el siglo XVI, antes de la expulsión de los moriscos, en el emplazamiento de la antigua mezquita. La iglesia de Játar de porte y artesanado mudéjar destaca por su gran nave en la que resalta el blanco de los muros bajo el artesanado antiguo. Muros en los que se alojan sencillos altares a distintas imágenes en hornacinas que disponen de pinturas murales a modo de retablo. El altar mayor se sitúa bajo la cúpula del crucero y está presidido por la imagen de un crucificado de bella factura. Cerca del coro de la iglesia, también mudéjar, se encuentra antiguos restos de pinturas murales de lo que debió ser la antigua decoración de esta antigua iglesia levantada por los moriscos. En concreto, las pinturas que se encontraron fueron las negaciones de San Pedro. En el altar mayor se encuentra su patrón San Roque y su patrona la Virgen del Rosario. Acompañados de San Juan, El Corazón de Jesús, la Virgen de los Dolores, el Cristo Crucificado, Nuestro Padre Jesús, El Resucitado y la Purísima.

 

Fuente de la Pililla

Imagen Fuente de la Pililla


Ver mapa más grande

Se construyó entorno al 1945, al igual que otras edificaciones de la época, impulsadas por el párraco Don Claudio. Antiguamente la pila era mucho más grande y contaba con dos partes, una de ellas llamada "pilón" se destinaba a las bestias para que pudiesen beber y las mujeres lavar. La otra parte, de forma parecida a la actual y con que contaba con ocho caños. Junto a la pila se construyó también una gruta para salvaguardar a la Virgen de Lourdes y se decoró con conchas que los vecinos trajeron de la costa.